sábado, 14 de noviembre de 2009

Vencemos nuestros Prejuicios: Aplaudimos a TOMMY, basada en el Disco de los WHO



Luego de 20 años de despotricar, ironizar, recomendar, criticar y discutir sobre la película basada en el disco TOMMY, la ópera rock de los WHO, me pareció apropiado que ya era hora de verla. Y así lo hice.
La historia de un pequeño que presencia el asesinato de su padre la noche que vuelve “resucitado” de la guerra. Allí, su angustiosa madre y su amante lo obligan a quedar ciego, sordo y mudo -cosa que respeta a rajatabla-, lo cual indica el buen nivel de educación adquirido por el menor y un mejor clima familiar.

Si Denzel Washington y Nicholas Cage ganaron un Oscar a pesar de no modificar la expresión de sus respectivos rostros en las 53 películas de cada uno, y si Bardem triunfó casi exclusivamente gracias a su peinado en “No Country for Old Men”, a Roger Daltrey (el amoroso Tommy) no solamente le tendrían que dar cinco Oscar Honorario sino que directamente deberían tallarle esa cara a la inexpresiva estatuilla. Solo por ver los primeros planos de “esa expresión” ya pagaron el precio del DVD, la bolsa de pochoclos, los puchos y las 4 cervezas que los están acompañando. ¿No les alcanza? entonces está el magistral Oliver Reed y su gracia chachachaesca quien demuestra un excelente olfato para los negocios mucho antes de sumergirse en el rubro de los gladiadores comprando por monedas a Russell Crowe.

Una justa mezcla entre La Naranja Mecánica de Stanley Kubrik (1971, anterior), The Wall (Alan Parker, 1982) y Forrrest Gump (Robert Zemeckis, 1994). Casi diríamos un 32% de cada una, el 4% restante lo pueden sacar de alguna biblia a mano.

En el camino para recuperar la salud de nuestro héroe, nos encontraremos con (imaginen la siguiente lista con 35 años menos): el predicador de la Iglesia de Marilyn Monroe: Eric Clapton, la prostituta devenida en la Reina del Acido: Tina Turner, el campeón destronado de Pinball Analógico: Elton John y el doctor especialista que atiende (a Tommy y a su madre): Jack Nicholson…y gran elenco. Están obviamente los Who, como corresponde y el genial Keith Moon, salvaje como siempre, consigue un papel a su medida. Chicos, esas cosas no se hacen en las casas.

Rápidamente, para terminar, imaginen que hay violencia Punk, gráfica Psicodelica, aires Hippies, coreografías musicales, mucho humor, un divertido merchandising y la soberbia e innovadora música que no alcanza a lucir mejor que en el disco original (The Who, Towwy, 1969). Una película de Culto, no se la pierdan, mucho menos si van a querer participar de un acharla entre amigos sobre el tema. No es bueno ser prejuicioso.
Finalmente respondemos una de las preguntas que se hacen en la película, esperando no adelantarles nada más de la trama.

La película -“¿Crees que está bien dejar al niño al cuidado de su Tío Ernie?”

Nosotros- “Evidentemente, no”

Tommy, 1975, dirigida por Ken Russell. Basada en una historia de Pete Townshend

Editado por Martín Lisnovsky


1 comentario:

Tom R dijo...

EL día que la vea evaluaré esta crítica-recomendación. Mientras tanto prefiero seguir prejuzgando...

Blog Widget by LinkWithin