lunes, 16 de julio de 2007

El potencial del mago Hennebique






Françoise Hennebique (1842-1921) conoció en la exposición de Paris de 1867 las estructuras de hormigón realizadas por el genio de Joseph Monier y desde allí inició la experimentación con las distintas posibilidades del nuevo material. Hombre de la construcción, había comenzado como albañil y conformó una empresa constructora que fue muy popular en Europa, donde construyó en las grandes ciudades. Sus estudios lo llevaron entre 1879 y 1892 a sistematizar la estructura de hormigón armado tal cual la conocemos y que permitió un nuevo campo de posibilidades espaciales y estéticas. Losas, vigas y columnas, reforzadas y a su vez optimizadas con barras de hierro conforman una unidad. A fin de siglo construyó una casa para su familia en un pueblo llamado Boug-la Reine, en Francia, donde lejos de buscar integridad, homogeneidad y equilibrio (a pesar de ello no se encuentra muy lejos de lograrlo) volcó todo un repertorio de posibilidades que demostraban lo que su técnica era capaz de hacer. Les dejamos una pequeña frase extraída de Espacio, Tiempo y Arquitectura, el maravilloso libro de Sigfried Giedion:
“ La torre octogonal se apoya en dos ménsulas que sobresalen unos 4 metros. No satisfecho con ello, la torre muestra otras prominentes estructuras en la parte mas alta; en su interior se halla emplazada la escalera que conduce a la última terraza-jardin (donde hay plantados arboles). Jardines-terraza, azoteas, elementos de construcción dispuestos libremente: una verdadera algarabía arquitectónica! Realizada en 1890, la villa es una fantástica mezcolanza, destinada a captar el corazon de cualquier surrealista!”
Editado por el arq. Martín Lisnovsky

1 comentario:

Paula V. dijo...

Tiene demasiados parecidos al edificio de Perret en la calle Franklin

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin