jueves, 19 de junio de 2008

Primeros Invitados: Adolfo Bioy Casares y los Jardines Ajenos


En el año 1997, el grupo editorial Temas publicó un libro de Adolfo Bioy Casares titulado "De Jardines Ajenos"; en él, nuestro amigo reproduce fragmentos recopilados en sus cuadernos de notas, tomados de libros, conversaciones, anécdotas, películas y demás. Comenzamos entonces una nueva serie titulada "Invitados" con personajes no vinculados directamente al mundo de la arquitectura, pero en este caso con escritos que demuestran observación, expresión gráfica y un poco de picardía, todo ello tomado con mucho humor. Seleccionamos algunas frases para ustedes. Las fotografías refieren a Buenos Aires y son meramente ilustrativas; fueron tomadas de Flickr y tienen derechos; el nombre de los autores figura en el archivo.

Todos somos muy ignorantes. Lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas. (Albert Einstein)

De Groucho Marx a un humorista: “Recibí su libro. Desde que lo abrí hasta que lo cerré he reído sin parar. Lamentablemente no pude leerlo.”

Lugar: Buenos Aires. Época: alguna en que vedaron la venta de carne. Personajes: un malevo y una muchacha abundante. Al verla pasar, el malevo comenta:
- Después dicen que no hay carne.

Los Dioses no dan juntas las virtudes (de la Ilíada)

La Revolución de Mayo fue hecha por Buenos Aires y para Buenos Aires, sin las provincias y contra las provincias. (Juan Bautista Alberdi)

Piazzolla, a un amigo teñido y tal vez de piel estirada por cirugía plástica: “Te felicito, González. Estás muy bien conservado. ¿Quién te embalsama?”.

Usted tiene razón, pero es un imbécil (Italo Severo)

Cartel en el bajo Flores: Pinto Casa a Domicilio.

Ocurre con los libros lo que con los hombres: un número muy reducido tiene gran importancia; los demás andan confundidos entre la multitud. (Voltaire, Dictionnaire)

Cuando se conocieron
Mastronardi: Yo sabía que usted era muy superior a la otra señora.
Victoria Ocampo: ¿Qué otra señora?
Mastronardi: La de Samotracia.

La Humanidad no tolera demasiada Realidad. (T.S.Eliot)

He conocido la verdad y no tiene sentido. (Chesterton)

Un curioso argumento
El matemático escocés John Craig, en sus Theologicae Christianae Principia Matemática (Londres, 1699), basándose en la hipótesis de que con el tiempo se debilitan las creencias basadas en el testimonio humano, aseguraba que las revelaciones del Cristianismo serían nulas en el año 3150 si antes Cristo no bajaba de nuevo a la tierra. Su discípulo Petersen sostuvo (Animadversiones, 1701) que la fecha era 1789. (M. Vilela, Soirées avec Casanova)

Si para ir al cielo tuviera que afiliarme a un partido, no iría al cielo. (Jefferson)

No venimos del mono, vamos hacia él. (Gobineau)

Cuando la academia de Hollywood le otorgó un Oscar, Groucho Marx agradeció en un emotivo discurso, en el que dijo:
“ Señores, he vivido una noche inolvidable. Pero no ha sido ésta…”

Infinita es aquella cantidad en que las partes son tan copiosas como el todo. (B.Russel)

¿Qué será la Pampa vista desde la cima sensitiva de mi corazón? (Ortega y Gasset)

Con el tiempo, lo ocurrido entra en la categoría de lo inventado. La Historia es un género literario.

Disiento conmigo, como dicen los irlandeses. (Boswell)

El momento de abandonar es cuando se ha perdido una gran suma, toda esperanza de éxito, la resistencia y el amor por el juego. (Ambrose Bierce, The Right tot ake oneself off)

Goethe observó que el pensamiento no sirve para pensar

Ya lo sabe, cuando usted habla conmigo, se calla. (Elena Ceaucescu)

Pero casi todos los poetas originales, particularmente aquellos que han creado un estilo artístico, están sujetos a un hábito muy desastroso –el hábito de imitarse a sí mismos. (Chesterton, Browning)

En un cementerio
Contaba Alfred Hitchcock que, en un cementerio de Londres, junto a la tumba de un compañero muerto en la Segunda Guerra Mundial, se reunieron varios actores. Uno de ellos preguntó al viejo Charlie Coborn, actor de music-hall:
- ¿Cuántos años tienes?
- Ochenta y nueve.
El otro le dijo:
- Realmente, Charlie, ¿te vale la pena volver a casa?

Ultimas palabras
Las últimas palabras de Claudel (según Julián Green, Journal, X) fueron: “Doctor, ¿cree que habrá sido el salchichón?”.


Seleccionado por el arq. Martín Lisnovsky

4 comentarios:

Felipe de Ocampo dijo...

Me gustaria agregar un par de frases del GRAN groucho, que dicho sea de paso, podria tener una columna especial.

"Estos son mis principios. Si a usted no le gustan, tengo otros"

"Jamás aceptaría pertenecer a un club que admitiera como miembro a alguien como yo."

"Citadme diciendo que me han citado mal"

"Fuera del perro, un libro es probablemente el mejor amigo del hombre, y dentro del perro probablemente está demasiado oscuro para leer. "

inscripcion en la lapida de G.Marx
"Perdone señora que no me levante"

Mart1n dijo...

Muchas Gracias, Felipe, por tu aporte.
Groucho es imbatible. Habria que volver a ver sus peliculas de nuevo, especialmente Un Día en las Carreras
Beun Fin de Semana

Mart1n dijo...

Dos más de Churchill

Mrs. Astor: Mr. Churchill, si yo fuera su mujer, envenenaría su café.
Churchill: Mrs. Aston, si yo fuera su marido, lo tomaría

La Dama: Oh, Mr Churchill, está usted borracho
Churchill: Es posible, Madam, pero usted es horrible, y mañana yo estaré sobrio.

Anónimo dijo...

Me encantó la de Mastronardi.
¿De dónde es la cita?
Soy nacida en Gualeguay, como Mastronardi y J.L.Ortiz.
Marina M.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin