miércoles, 23 de abril de 2008

La Idea Construída de Campo Baeza. Un Oasis para el alma, contra el exceso.


“...Pues esa es la Belleza que uno querría para su Arquitectura. Una Belleza desnuda, inteligente, ESENCIAL, capaz de cautivarnos por la cabeza y por el corazón. Por la cabeza, con la aplastante lógica de la razón; con la precisión de las dimensiones, con la eficacia de las proporciones, con la claridad de la Escala. Con una idea construída. Por el corazón, con el cálido sentimiento de la emoción. Con el esplendor de la luz. Con la serenidad del orden espacial que da el control de la gravedad. Y es que IDEA, LUZ y GRAVEDAD son los tres principales componentes de esa Arquitectura que he dado en llamar ESENCIAL. Esa Arquitectura que proclama el MAS CON MENOS. Como una reflexión sobre aquel ‘menos es más’ de Mies van der Rohe. Un más que quiere tener al hombre, con la complejidad de su Cultura, como centro del mundo creado, como centro de la Arquitectura. Un menos que, por encima de todo minimalismo, lo que pretende es ir al centro de la cuestión, con el ‘sólo preciso número de elementos’ capaces de traducir materialmente esas ideas. IDEA, LUZ y GRAVEDAD. Nada más y nada menos…"
IDEA, LUZ Y GRAVEDAD, BIEN TEMPERADOS. Sobre las bases de la Arquitectura, pag. 47

Alberto Campo Baeza. La Idea Construída.
Madrid, 2006. Atlántida Grupo Editor.


La obra escrita y construída del arq. Alberto Campo Baeza es el mejor ejemplo de las raíces clásicas de Le Corbusier. El indagar en las cuestiones más primitivas del acto creativo lo ha llevado a desnudar las constantes arquitectónicas hasta poseerlas en su más pura estructura. Esto nos transporta a un nuevo ciclo de preguntas que deberemos enfrentar en nuestro propio tablero.
Muy lejos de la violencia de imágenes que adormese nuestros sentidos, su obra dignifica como pocas el comienzo del siglo XX, y señala una alternativa saludable para nuestros días.

Esta muy oportuna compilación ofrece una particular visión del acto reflexivo de proyectar, centrado en pocos elementos cuyo creativo equilibrio entre sí dispara ideas originales con una fuerza inusitada.
¿Cómo contradecirlo? Su claridad impone. Como si sumara uno mas uno.
La indisoluble relación entre el párrafo seleccionado y las imágenes de sus obras recientes conforman un circuito profesional y pedagógico que no debiera estar ausente de cualquier universidad en el primer año de formación. Sin fuegos artificiales digitales. Con las mismas armas que nuestros antepasados. Cómo aprender de la historia mirando al futuro, sin más exigencias que el haber encontrado el alma de nuestra profesión.
Las imágenes fueron cedidas por el arq. Alberto Campo Baeza
¡Muchísimas Gracias, Maestro!
Editado por el arq. Martín Lisnovsky

3 comentarios:

Marcos dijo...

La foto de la Caja es una perfecta conjunción de valoración de la Sala Hipóstila Egipcia, amor al hall Central de Exeter de Kahn, imaginación y demostración que todavía se puede hacer buena arquitectura con líneas tradicionales.
Felicitaciones al blog y al arquitecto!!!!!!!!!!!!!!

Anónimo dijo...

son todos unos idiotas! je je je je !!1 jo jooo jo!!!!

Anónimo dijo...

Magníficas lecciones de Arquitectura con la sencillez de la palabra sutil y directa... amor por la belleza ¡¡¡

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin