sábado, 19 de abril de 2008

Pieles Vegetales… ¿Arquitectura Bioclimática o Virus Epidérmico?





En el día de ayer el interés de unos amigos arquitectos me transportó hacia estos edificios que hoy les traigo, y creo bien vale una reflexión al respecto.
Desde sus primeros pasos el hombre buscó cobijo en la naturaleza. Las cavernas se transformaron en cálidos hogares. Mas tarde, con la primera adolescencia de la mente, tímidas construcciones en madera y ramas comenzaron a levantarse….pero esto es una historia muy larga. Abreviemos.
¿Estamos ante una moda o una visión amigable -y sustentable- hacia la alicaída naturaleza?
¿Buscamos un fino y estudiado equilibrio simbiótico o sólo nos invita el cruel encanto de lo "último", lo "in", lo "lindo"? Ejemplos nos han acompañado casi en forma constante en las últimas décadas.
Lejos del tema vivienda, los edificios del arquitecto argentino Emilio Ambasz (http://www.emilioambaszandassociates.com) han sido los más sorprendentes, un proyecto muy logrado es el “Fukuoka Prefectura International Hall”, donde la tela verde sube cubriendo por completo la fachada del edificio y armando unas terrazas fantásticas. Esta visión, muy desarrollada a través de los años, busca un equilibrio entre los valores energéticos, humanos y económicos. Son consistentes desde su propuesta a pesar que guste o no.

Las nuevas fachadas que se observan en la tienda Ann Demeulemeester de Mass Studio o en la propuesta para el Museo Etnico de la ciudad de París, obra del recientemente premiado Jean Nouvel, se encuentran en un plano completamente distinto. En el primer caso, la piel es suave y pareja y remite más a una moda y a una imagen modernosa que a fines naturalistas. En el caso parisino es una nota de color, impactante desde lo peluda que termina desarrollándose en una sola fachada. Una ensalada de lechuga, rabanitos y coliflor domina el carácter de unas ventanitas cruciformes que parecen un cementerio. ¿Por qué? ¿Para qué? ¿Con qué Fin?
No entabla un buen diálogo con el entorno, no genera ninguna economía energética y además de regaderas los obligará a comprar veneno para los bichos que allí se refugiarán, contentos de encontrar una spa en la ciudad luz.
Una campera más para ponerle a su proyecto, a ver quién de ustedes logra hacer algo un poquito mas decente y lógico sin que parezca la casita de nuestro amigo Bilbo en la Comarca de los Hobbits.
¿Recuerdan el artículo del mes de Enero sobre encontrar nuevos equilibrios o vivir como un mono? Esto parece mantenerse en el mismo camino. Habrá que enviarles a los arquitectos el mp3 de “Nothing but Flowers” (ver nota en etiqueta 'arte')
Una nota interesante sobre el edificio de Fukuoka la pueden encontrar en http://moleskinearquitectonico.blogspot.com/, blog sólido y muy recomendado.
Las imágenes fueron tomadas de la web y podrían tener derechos.
Editado por el arq. Martín Lisnovsky

3 comentarios:

Amadeus dijo...

Se imaginan si ATC tuviera una cubierta como la de Fukuoka?
Hasta sería un proyecto digno!!!

Carlos Zeballos dijo...

Martín
Muchas gracias por el link a mi blog.
Muy interesante tu post. A veces pienso que cubrir a un edificio con una epidermis verde es el equivalente actual del postmodernismo cuando se cubría a un edificio de columnas clásicas sólo para hacerlo "respetuoso del contexto".

En el caso de Fukuoka, sin embargo, hay un componente adicional, y es la escasés de áreas verdes por el valor del área de terreno. Las terrazas verdes, como en el caso de Namba Parks, resultan siendo una alternativa viable.
Un abrazo

Mart1n dijo...

Muchísimas gracias por el comentario sobre las áreas verdes escasas, aunque don Emilio tiene el mismo gesto en cualquier lugar sin que esta falta sea real o preocupante. Allí ha encontrado una necesidad latente. Estoy muy de acuerdo con la relación posmodernista, si, si, muy de acuerdo, muy buena idea.
Espero algún día visitar algunas de los maravillosos lugares en Japón que nos muestras en el blog, que son interesantísimos. Visitar tu blog es como ir al aeropuerto con un guía arquitecto. Hacia algún lugar interesante siempre te llevará. Abrazo.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin