sábado, 28 de febrero de 2009

La Agonía de un Proyecto, la Anatomía de un Fracaso: “Lost In La Mancha”



Este Post está dedicado a todos los diseñadores de proyectos no realizados, a todos los directores de obra en su primer aventura y en general, a todos los que persiguieron un sueño, dieron lo mejor de sí para que se cumpla pero la suerte y el destino finalmente les ofrecieron la espalda.
Terry Gilliam (1940) es uno de los grandes directores de cine. “Time Bandits”, “The Fisher King”, “The adventures of Baron Munchausen”, “12 Monkeys” y la excepcional e insuperable “Brazil” son algunos de sus brillantes films. Un soñador que construye películas sobre soñadores, nadando con la realidad. Durante años el aire de la novela más famosa de Cervantes sobrevolaba sus producciones. Cuando percibió que su edad se acercaba peligrosamente a la del ingenioso Hidalgo de la Mancha, decidió ir de lleno a filmar una película sobre él. “The Man who killed Don Quixote”, planeada por años y con la financiación necesaria para evitar el circuito de caprichos de Hollywood, se lanzó a la producción en el cambio del milenio.
Todo, absolutamente todo lo que podía salir mal, salió peor. Una pesadilla tragicómica. Impericias de la producción, excesos en los límites de la imaginación, caprichos y somatizaciones de los actores, fatalidades de la naturaleza, pulverización del capital invertido, cronogramas incumplidos y errores, desgracias y más errores. La filmación se cortó sin más. Imposible seguir.
“Lost In La Mancha” es el documental de aquellas peripecias. Lo que fue imaginado como un corto de promoción se convirtió en una película paralela, relatando los inútiles esfuerzos de un Hidalgo Caballero (Terry) persiguiendo sus fantasías. Todos eran molinos de viento. Dos estudiantes de cine, Keith Fulton y Louis Pepe transforman la seguidilla de malas noticias en un relato conmovedor, angustioso, y como cualquier dramón, termina moviendo más las risas que el llanto. Falta que le avisen a Gilliam de la cámara oculta. La escena luego de la tempestad, es desoladoramente cómica.
Pero no está muerto quien pelea. En estos años lograron recuperar los derechos y gracias al film Tideland (2005) un nuevo equipo de productores. Los actores en general van a ser los mismos, con los problemas de agenda para alguien como Johnny Depp, uno de los pocos que sale aireoso de esta aventura. Se anuncia el estreno para el año que viene, quizás el 2011 y el rodaje se planifica todo desde cero. Confiamos en nuestro héroe y en su objetivo, y aunque la película pueda no ser gran cosa y quizás un fracaso de taquilla, estaremos más que contentos en ver como alguien mantiene durante más de una década un sueño imposible y lo cumple pese a todo. No está muerto quien pelea.
Lost in La Mancha (2002), dirigida por Keith Fulton y Louis Pepe, con Terry Gilliam, su equipo de producción y los actores Jean Rochefort, Johnny Depp y Vanessa Paradis. Disponible en DVD; fragmentos se pueden seguir desde You Tube.

Editado por el arq. Martín Lisnovsky

3 comentarios:

Pamela en San Telmo dijo...

Estimado amigo: Es verdad, "No está muerto quien pelea", a pesar de todo. Pero la fuerza de quien ofrece batalla no proviene del tamaño de sus músculos ni de la tenacidad de sus piernas, sino de la pasión de su corazón. Y, como has dicho en algún artículo anterior, de una inmensa vergüenza deportiva. La película es imperdible. Beso

Many & Flor dijo...

Impresionante!! Logré convencer a mi novia de verla gracias a Depp, y terminamos mareados por las desgracias que le ocurrieron al pobre soñador. Las ideas eran buenisimas, pero que equipo de produccion tan flojo!!! Ellos son los verdaderos culpables del fracaso. Para aprender a considerar mejor el trabajo que hacen. Gracias por el dato. Como siempre, un lugar en la web para aprender y divertirse.

Anónimo dijo...

Persevera y triunfarás. Todos a ver la película del Quijote!!!!!! Garra, Terry

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin