domingo, 8 de marzo de 2009

No hay Lugar para la Inercia; Todo es Músculo y Fuerza. Bellucci y el Gótico





El Sistema de la Catedral Gótica
“El grado de madurez alcanzado por el románico en la integración funcional, espacial y constructiva de la iglesia cristiana no hacía prever la posibilidad de una perfección mayor del sistema dentro de sus mismos postulados. Sin embargo, contemporáneamente a la creación de las grandes iglesias románicas del siglo XII, en la isla de Francia se estaba gestando la sistematización del gótico, estilo que representaría como ningún otro la plenitud cultural de la Edad Media.
Así como el románico utilizó básicamente el repertorio carolingio para construir una nueva sintaxis, el gótico se apoyará en los elementos del románico para construir la suya. En rigor, el arte del siglo XIII no debe verse como la sublimación del arte del siglo XI sino como un resultado original, obtenido al operar con nuevos énfasis sobre el corpus heredado del románico. La diferencia esencial está en la magistral unificación que el gótico imprime dentro del organismo articulado de la iglesia románica. En la catedral gótica gobierna decididamente la unidad del conjunto; los tramos y las alturas se igualan, los módulos, subordinados en geometrías cada vez más complejas, se corresponden matemáticamente; la tensión interior/exterior y la oposición estructura/relleno (o sea esqueleto/piel) se definen claramente de un extremo a otro de la obra. La axialidad vertical se equilibra con la horizontal, pero no por obra de una geometría estática sino por el vertiginoso dinamismo de las rectas y diagonales que encauzan objetivamente las fuerzas lineales por los canales de piedra de arcos, pilastras y nervaduras, dejando el resto para rosetones que son ruedas de luz y ojivas de colores que festonean con chispas la caverna mágica. No hay lugar para la inercia; todo es músculo y nervio. Este es el vértigo violento que llega a molestar a los espíritus clásicos –de ellos surgió el apodo de “arte de godos”- y a la sencillez castellana de Ortega y Gasset, añorante del medio punto del románico severo. Pero el gótico no plantea, como el románico, el conocimiento de Dios, sino su triunfo. Y lo hace con una elocuencia expresiva que, de puro audaz y refinada, acaba convirtiendo la materia en espíritu.
Las unidades básicas de composición gótica son el arco apuntado, la bóveda de crucería y el arbotante. Las tres fueron aplicadas durante el románico en forma independiente –e incluso simultáneamente, como en Durham- pero nunca como combinación sistemática para el diseño. El quiebre de las directrices curvas impone el dominio formal de la ojiva y permite intersecciones variadas a igual altura, liberando al diseño de la restricción del cuadrado y el semicírculo. La aparición de las nervaduras en los bordes de las superficies que se intersectan cambia el criterio estructural y vuelve análogos los esqueletos de paredes y de techos. La arquitectura se transforma en un árbol cuya ramificación se deduce con la lógica de una demostración matemática (o la de una deducción filosófica, como sostiene Panofsky al analizar el paralelismo entre la forma de pensar escolástico de las summae y la forma del proyecto arquitectónico medieval)…”

Alberto Guillermo Bellucci. Breve Historia de la Arquitectura Colección Breve Historia. Buenos Aires, 1989. Editorial Claridad
Las Fotografías fueron tomadas de Flickr y tienen derechos. Los autores figuran en el nombre del archivo de cada una.

6 comentarios:

Rana 4 - Laura dijo...

Músculo y Fuerza los tenía asociado con el Barroco. El Gótico era el esqueleto. Lo miraremos con otros ojos. Muy bueno y muy sencillo de leer. Gracias

salvador dijo...

hay una novela muy taquillera de un escritor britanico, Ken Follet. Los pilares de la tierra, es sobre la construccion de una catedral gotica en inglaterra, es entretenido!

Mariana RC dijo...

Nada que ver con el gótico pero a colación del libro, "La Sexta Lámpara" de Pablo de Santis, relata la historia de un arquitecto formado durante el futurismo italiano, muy interesante.

Martín L dijo...

Muchas gracias por los comentarios. Ambas obras ya se encuentran en mi planilla de excel de "peliculas a ver y libros a leer", dentro de otras 316, pero prometo pronto echarles el ojo. Saludos

Jean Lemoine dijo...

Thank you for your interest in my photograph featuring the organ of the Reims cathedral.

Nevertheless, I would like you to place a link to the original Flickr page, as specified in my profile regarding the "paternity" attribute of the CC-nc-by-sa licence.

Also, in order to comply with Flickr's Terms of Use, you should replace the image with the following code:
<a href="http://www.flickr.com/photos/malova/2843706903/" title="Reims - Grandes orgues de la Cathédrale de Jean Lemoine, sur Flickr"><img src="http://farm4.static.flickr.com/3213/2843706903_149431e3c5_m.jpg" width="160" height="240" alt="Reims - Grandes orgues de la Cathédrale" /></a>, as provided by the Flickr website via the "all sizes" button.

Thank you.

Jean Lemoine dijo...

By the way, I don't intend to offend you. But since this image is freely available, linking to my Flickr gallery is the least you can do...

Blog Widget by LinkWithin