martes, 16 de septiembre de 2008

César Pelli no es infalible: La Torre Repsol-YPF, sin grandes ideas


César Pelli es un gran arquitecto. Sin duda alguna, es el arquitecto argentino de mayor reputación en el mundo, tiene las obras de mejor calidad y es reconocido por sus pares como ningún otro compatriota. Ha dado sus primeros pasos en USA en el estudio de una figura única en la historia, Eero Saarinen. Me continúa sorprendiendo que muchas obras que aprecio vivamente tengan ya más de 3 décadas. Son muchos años proyectando al más alto nivel. Y por si fuera poco, es muy amable, y con gusto y simpatía accede a una conversación o a tomar fotografías con estudiantes. Cuando habla sobre arquitectura, es claro y pedagógico y sus conceptos son tan fuertes y necesarios que pasan directo a la ROM del cerebelo. Pero no me gusta nada la torre para YPF que está terminando de construir en Puerto Madero, en el centro de la ciudad de Buenos Aires. La veo insípida en su carácter, sin sutilezas, desapegada del contexto, con un planteo débil y añejo en la Planta Baja, reiterativa morfológicamente y con un jardín a medio camino en las alturas que repite una idea ya gastada para el siglo XXI. Lo peor, es que era una oportunidad de aportar una gran idea para un barrio tan egoísta y desértico. No supo darle al lugar lo que necesitaba. Los medios lo denominan futurista. O se despertaron de un sueño de medio siglo o no entienden de arquitectura. La última tecnología alcanza pocos aspectos, y no condiciona ni es consecuencia de grandes ideas. No provee a la firma de un edificio emblemático y su tartan perimetral, una de las características de Pelli, es un eco de sus pieles ochentonas. Si uno mira desde el Cabildo hacia la Casa Rosada, la torre parece un guardespalda amenazante. No me gusta nada esa metáfora. ¿Algún responsable municipal dio cuenta de este aspecto? No es un mal edificio, pero no está a la altura de Pelli. Sólo con el oficio no alcanza. Ausentes las grandes ideas, se resuelve en forma mecánica. Eso es lo que más me duele, y creo que en lo profundidad de la intimidad, el César es conciente de ello. Cualquiera puede tener un mal paso, no veo porqué no reconocerlo. Esperemos que alguna firma le de revancha, porque los grandes no se equivocan dos veces. Tengamos Fe.
(Las imágenes son del estudio, de producción propia y de la web, en este caso con el autor en el nombre del archivo.)
Editado por el arq. Martín Lisnovsky

8 comentarios:

Catalina dijo...

De acuerdo con el artículo. ¿Dónde están las características de la arquitectura contemporánea propias de este milenio? Es una torre que bien pudiera aparecer en los libros como desarrollada en la década del 80. Atraza 25 años y se nota.

Anónimo dijo...

emm.. presupuesto señores?

Anónimo dijo...

Dudo mucho que sea una cuestión de presupuesto la que está en debate. Una empresa premium como Repsol/YPF, con capitales multinacionales, que compra un terreno la zona más "top" de BsAs y contrata a un arquitecto de primera categoría como Pelli, no está pidiendo que le achiquen el presupuesto ni le hagan descuentos en los materiales, menos en el proyecto!... Igualmente, sabemos que con poco se puede hacer mucho tb.

Jumanji dijo...

Es obvio que no hay excusas. la única posible es.....que tenía ucho laburo y puso a un pasante a proyectar, el mismo como no se le ocurría nada, buscó en la mediateca del estudio y finalmente unió algunos bocetos que quedaron sin construirse décadas atrás. Un aunténtico lado B. Te damos otra oportunidad, maestro!!!!!

Marina dijo...

Vieron la Planta Baja? Una Pérgola mediterránea de hierro que nada protege de la lluvia y encima se la va a llevar el viento fuerte que suele pasear por allí. Pobres ejecutivos....

Mariana RC dijo...

Aunque retome conceptos que no son novedosos, como el jardín en altura (que Foster ya hizo en el Kommerzbank) no creo que sea una obra que merezca tan duras críticas en la realidad tan triste que es a veces la arquitectura de Buenos Aires. Si bien no es lo mejor de Pelli, es ampliamente superior a su contexto arquitectónico y temporal y sigue siendo distinguida, elegante y sútil.

Mart1n dijo...

En el reino de los ciegos, el tuerto es rey. Pero es lo mas bajo que el estudio construyó en los últimos 20 años.

Anónimo dijo...

Coincido en general con las opiniones de que no es de lo mejor de Pelli, pero tampoco seamos tan criticos de la calidad de Puerto Madero. No es un barrio mal concebido ni tampoco sus proyectos son tan mediocres. Salvando algunas zonas de São Paulo, no veo en America Latina ninguna urbanizacion a este nivel.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin