lunes, 11 de mayo de 2009

Moholy-Nagy, Matisse, Duchamp, Leonidov, Lissitsky, Marey y una Nueva Visión.



"...Físico y Novelista, el inglés C.P.Snow publicó hace ya treinta años un curioso libro, Las dos culturas. Trataba en él de la casi absoluta separación entre el universo científico-tecnológico y el universo artístico-literario. Eran esas las dos culturas referidas en el título del ensayo, pero lo que Snow demostraba es que la palabra cultura sólo era aplicada a las artes, las letras, el pensamiento y la filosofía...
Se dice de un médico que es cultivado porque ha leído a Dostoievski y a Proust, pero no se dice de un literato que no es cultivado si no conoce el segundo principio de la termodinámica. El artista que ignora la función del ADN en la biología molecular será tenido, sin embargo, por un hacedor de cultura; pero nadie tomará por un hacedor de cultura al biólogo que ignore la pintura de René Magritte. A nadie se le ocurriría llamar intelectual a Monod o a Jacob; pero todos coincidimos en que lo son Sastre y Chomsky. ¿Por qué el sector de la cultura gracias al cual el hombre ha transformado el mundo en lugar de interpretarlo, es excluído y negado por los literatos, los artistas y los pensadores? El cisma persiste y acaso no tenga fin.
La escisión no es tan antigua como suele creerse. Empieza a manifestarse hacia la segunda mitad del siglo XIX, y se afianza ya entrado el XX, cuando la ciencia y la tecnología aceleran su avance e impulsan de manera decidida el crecimiento de las sociedades industriales (Alemania, Francia, Gran Bretaña, Japón y especialmente los Estados Unidos).
Aun así los impresionistas y, sobre todo, los posimpresionistas se nutrieron de las novedades de su tiempo acerca de la fisiología y la psicología de la visión, los problemas de la óptica y el análisis de la luz. Los futuristas italianos consideraron al automóvil una obra más bella que la Victoria de Samotracia, los cubistas hurgaron en el resultado de las experiencias fotográficas de Muybridge y Marey sobre el movimiento de los seres humanos y los animales.
Duchamp no sólo admite la tecnología sino además se sirve de ella: es uno de los comunes denominadores que ligan el Desnudo bajando por una escalera, La novia…, los ready-mades, las creaciones ópticas y aún la instalación Dadas. Sin embargo, el paradigma de la fusión de arte y tecnología ha de darse entre las vanguardias soviéticas de 1912-1932, particularmente en el campo del arte y la arquitectura constructivista (Malevich, Tatlin, Lissitski, Rodchenko, Guinzburg, Leonidov, Chernijov) así como en la aventura de la Bauhaus de alemania (1919-1933).
Uno de los profesores de la Bauhaus, el húngaro Lászlo Moholy-Nagy (1895-1946), no sólo inició a sus alumnos en la fotografía y el fotomontaje sino también en las experimentaciones ópticas y en los aspectos de tiempo-movimiento de la luz y el film como medios de creación artística, y aun desarrolló teorías personales acerca de la percepción y la visión, relacionadas estrechamente con el mundo de la tecnología. Sus esculturas cinéticas Moduladores Espacio-Lumínicos (1923-1930) son obras de arte y, a la vez, productos tecnológicos, pequeñas máquinas de luz y sombras.
Moholy-Nagy, artista y teórico, tomaba a la fotografía como el basamento de una nueva visión, una nueva manera de remodelar la conciencia individual y de modificar así la sociedad….Su influencia cruzará con él a la otra costa del Atlántico, al fundar en 1939 la Escuela de Diseño de Chicago, y al publicarse sus ensayos teóricos: The New Visión (1946) y Vision in Motion (1947), aparecido después de su muerte en Chicago.
.."
Jorge Glusberg. Moderno Posmoderno. Buenos Aires,1993, Emecé.
Las imágenes fueron tomadas de la web y corresponden a pinturas de Magritte, Duchamp, Balla y Boccioni, a fotografías y fotogramas de Moholy-Nagy y al famoso ready made de don Marcel.

5 comentarios:

Ernest 45 dijo...

No creo que un odontólogo que corrija altivamente a sus pacientes porque dicen caries sin la s final pueda considerarse culto por el simple hecho que conozca su profesión. El mío no podría reconocer una obra de Beethoven o un cuadro de Miguel Angel. Hay profesiones y profesionales. Un investigador podría considerarse culto, pero este termino infiere un conocimiento general importante y estas especialidades se concentran en areas muy cerradas. Culto es alguien que comprende un gran abanico de conocimiento, de la ciencia y de la cultura.

Sarkozy Criollo dijo...

Una cosa es un técnico, un especialista en un área específica y otra muy distinta es no solamente conocer sino comprender y relacionar elementos de diversas ramas del arte y de la ciencia. Si sólo sabemos la segunda ley de la Termodinámica o si no la sabemos no significa nada de nada. Pero una persona culta debiera tener una facilidad para relacionar diferentes elementos de áreas tan diversas, porque los comprende y los desarticula hasta llegar a elementos simples de análisis. Un odontólogo es un buen ejemplo de técnico no preparado en cuestiones generales del arte (ni siquiera es médico), salvo por iniciativa propia.

Martin dijo...

Bueno, no creo que sean esos los terminos en los cuales se haya escrito el parrafo seleccionado. Reflexionar sobre el conocimiento científico es menos valorado que divagar sobre las opiniones caprichosas y sin fundamento -a veces- del arte. Y es injusto. Igual creo que en los ultimos años todo se está amalgamando. La especialización con cultura general es la principal fuente de respeto. A estudiar, muchachos!!!!

Mariana RC dijo...

Según la Real Academia Española cultura es (en cuanto a una persona)"Conjunto de conocimientos que permite a alguien desarrollar su juicio crítico". Cuánto mejor es un arquitecto que no se limita a cumplir las funciones programáticas sino que también logra interpretar las necesidades implícitas sociológicas-psicológicas-políticas de su tiempo? Es igualmente mejor un dentista que lejos de simplemente solucionar una patología comprende las proporciones de la belleza de un rostro, tal vez visto a través de pinturas, y realiza una prótesis con mayor arte. El uomo universale renacentista creo que vence como conepto al enfrentameinto arte vs ciencia. A veces, más es más.

Martin dijo...

Muy buena respuesta, Mariana. Gracias por el comentario.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin