sábado, 30 de mayo de 2009

¿Quiénes serán los Béla Bártok en la Arquitectura del siglo XX?


..."Aceptase generalmente que los tres compositores más grandes después de Debussy, durante la primera mitad del siglo XX, fueron Igor Stravinsky, Arnold Schonberg y Béla Bartók: cada uno de ellos fue un individualista enérgico y un innovador importante. Si Stravinsky representa la lógica y la precisión en la música, y Schonberg sintetiza la ruptura con la tonalidad para pasar a una filosofía completamente nueva de la composición musical, Bartók representa la fusión del nacionalismo y el pensamiento musical del siglo XIX para dar paso a un medio expresivo convulsivamente intenso.
Bartók fue un hombre menudo y frágil, dotado de expresiva fuerza psíquica, dispuesto a seguir de manera inflexible su propio camino aun cuando nunca se ejecutase su música. Lo animaba una obstinada integridad y un humanismo global, y nunca se mostró dispuesto a abandonar su ideal de la verdad, incluso cuando eso implico resistir a los nazis y crearse un nuevo hogar en otro país. Siempre estuvo dispuesto a enfrentar al sistema en defensa de su música y en defensa de su libertad. …
…Bartók fue un compositor nacionalista, y con Mussorgsky probablemente el más grande que haya vivido; apenas si existe una nota de su música que no este saturada del sentimiento de la melos húngara. No era que inventara o copiase melodías populares, aunque de tanto en tanto lo hacia. Era algo mucho mas profundo que esto. En cuanto fue uno de los etnomusicólogos más cultos del mundo -Bartók gozaba de reputación internacional por sus investigaciones eruditas en el campo de la música popular- el sonido, los ritmos y las escalas de la música de su Hungría nativa eran una parte tan importante de su personalidad que, automáticamente, pensaba en esos términos. Y lo que expresaba era la cosa real, sin mezcla, la mayoría de los nacionalistas del siglo precedente usaban una versión occidentalizada y pulida de los elementos populares. Bartók descendió a los elementos básicos, a la materia prima, el pueblo-Ur-. A menudo volcó estos materiales en formas derivadas de la corriente principal de la música occidental. “Kodály y yo”, dijo cierta vez, “ queríamos formular una síntesis del Este y el Oeste”. Zoltán Kodály también utilizo elementos populares en su música. Pero sus obras parecen menudas comparadas con las de Bartók. Kodály tenia una mente mas cortés y convencional, y si bien era un excelente compositor, nunca pudo romper totalmente con las formulas del siglo XIX. Bartók, en efecto, modifico la sonata y otras formas a la medida de sus necesidades, y utilizo los elementos populares de un modo nuevo y atrevido.
.."
Extracto del capítulo 38. EL Húngaro Inflexible del libro de Harold C. Schonberg "LOS GRANDES COMPOSITORES". Barcelona, 2007 Editorial Robinbook, Manontroppo. Seleccionado por el arq. Martín Lisnovsky

6 comentarios:

Stella dijo...

a ver si entendí la pregunta...¿podría ser alvar aalto? ¿arne jacobsen?

Martín L dijo...

Si, podría ser. Curiosamente, el que primero se me cruzó fue Frank Lloyd Wright...

Mariana RC dijo...

Por qué no Niemeyer...

Anónimo dijo...

Habría que analizar si el Oscar reinterpretó a las culturas primitivas del Brasil o tomó como base los grandes gestos de la historia de la arquitectura.
Mi Opinión

HaTu dijo...

A pesar de que no soy un entendido en arquitectura si lo soy en musica y debo agradecer la nota sobre el comentario de Harold Schoenberg

Anónimo dijo...

Bartók construyó toda su obra a partir del estudió sistemático de la música vernacular húngara y componía (citando al moienzo y luego libremente) incorporando esos temas con el objetivo de construir un estilo propio.
De eso estaba hecha su memoria.

Encuentro que Aalto consigue incorporar al lugar y al paisaje finlandés con recursos constructivos y de materialidad, mientras la composición es absolutamente moderna.

Niemeyer consigue conectarse con Brasil y Río a través de la geometría libre y el uso expresivo del concreto.

Los veo más intuitivos que sistemáticos. Por ello quizás
F. Ll. Wright pueda tener mayores coincidencias con Bartók.

Wright poseía una mente creativa pero también era un investigador.
Luego de abandonar a Sullivan y alejarse hastiado de la ciudad, reconstruye la casa americana a partir de lo básico: el hogar y la expande sobre el horizonte, de allí nace la casa de la pradera.

Podríamos hacer un símil con Bartók buscando en sus raíces húngaras luego de terminar su formación clásica.

Más tarde desarrolla la casa usoniana que viene a ser la casa americana del futuro, la del suburbio pero que aún tiene profundos vínculos con las primera casas de colonos.

Por ello, coincido con Martín.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin