viernes, 14 de diciembre de 2007

El Comienzo de la Imaginación Espacial. La Constante de Catalano, en Roma






El comienzo de la imaginación espacial
Los dibujos que seguían presentaban un mundo completamente diferente. La arquitectura había dejado atrás la geometría elemental fundada en relaciones ortogonales de planos que condujo a una construcción fragmentada en componentes bidimensionales. Dicha geometría fue substituida, siglos más tarde, por sistemas tridimensionales basados en la continuidad de las superficies, lo que contribuyó a una nueva visión de las estructuras y el espacio. El cuerpo y el espíritu arquitectónico se unificaron a través de sistemas orgánicos que variaron desde la simplicidad provista por un espacio único, a la complejidad de muchos. En el primero, este era sentido en un breve tiempo como una experiencia singular. En el segundo, los espacios fluían de uno a otro a través de la continuidad creada por la organización de bóvedas semiesféricas y cilíndricas y eran percibidos como experiencias múltiples y superpuestas en una prolongada secuencia temporal.


El Cosmos del Panteón Romano

El ejemplo más simple y temprano de estructura y espacio como célula única, a una escala significativa, está presente en el Panteón Romano, 126 d.c. Su cúpula, que cubre una luz de 43,5 metros, se apoya sobre una pared circular y refleja no sólo un nuevo conocimiento de conducta estructural de las formas espaciales sino también la concepción de un universo simétrico y unificado. Una gran abertura circular en su coronamiento del cielo relaciona el cosmos interior del hombre con el cosmos exterior.
Durek dijo, mientras describía una forma semiesférica con sus manos: - Ella representa dos conceptos espaciales. Uno, material, como estructura que adquiere su rigidez a través de la altura creada por un sistema geométrico de curvatura doble. Otro, inmaterial, que provee una dimensión estética. Esta es definida por su fluidez sensual y cambios visuales en la cúpula a través de la vibración y desplazamiento de la luz; también por su airoso espíritu, todo magnificado por el poder visual de su gran escala. Mencionó, luego, el gran vuelo desplegado por los Romanos en la construcción de la cúpula, al relacionar la posición y el peso de los materiales con su conducta estructural para reducir los esfuerzos horizontales en su base. Dijo que ellos aplicaron métodos coadyuvantes al variar la densidad de la mezcla, compacta en las paredes portantes y gradualmente porosa hacia la abertura superior. También, al reducir su espesor hacia el coronamiento cambiando, en cada banda de los casetones, su profundidad. Por último, al eliminar cargas críticas con la introducción del oculus. Durek comentó que la imaginación espacial y estructural desplegada en la cúpula del Panteón, así como la construcción de largos acueductos a través de profundos valles, demostraron la audacia, en concepción y realización, de los Romanos. Llevaron la poderosa escala arquitectónica e ingenieril a las tierras conquistadas. Su influencia puede verse, a lo largo de las rutas, en muchos edificios religiosos e institucionales, la que pronto se extendió a todo el mundo. Uno se pregunta si el poder de su innovación espacial y estructural demoraron el desarrollo de nuevos conceptos porque pasaron diez siglos antes que las bóvedas y los contrafuertes medievales se erigiesen. Nació, con ellos, un sistema avanzado para cubrir un espacio de profunda intensidad espiritual. Al final, Durek inyectó una pregunta y su respuesta: - ¿Qué significado tiene la cúpula del panteón en el avance estructural hasta el presente? Demostró que las formas espaciales son los sistemas más racionales para adquirir rigidez estructural. El mismo se convirtió en la fuente de conocimiento e inspiración para el desarrollo de las intrépidas bóvedas cáscaras construidas en este siglo (XX). Ninguna estructura arquitectónica con luces mayores que las del Panteón fue desarrollada hasta 1889 cuando, en Francia, se construyó la Galería de la Máquinas de 120 metros de luz. En ella dos pórticos soportados sobre articulaciones en las bases se unen en su costumbre a través de otra articulación. Durek mencionó que nuevas técnicas y materiales con mayor resistencia fueron desarrollados más tarde. Ellos permitieron la construcción de estructuras suspendidas de luces extraordinarias.

Eduardo Catalano
La Constante. Diálogos sobre estructura y espacio en arquitectura.
Cambridge Architectural Press y Eudeba 1996
Capítulo 2: El segundo día.
Las imágenes fueron tomadas de Flickr y tienen derechos
.

1 comentario:

Sienna dijo...

El espacio interior del Panteón es Poesía Construída y uno se enmudece ante el impacto..¿cuántos ejemplos más nos ofreció la arquitectura con este tenor?
¿Alguno recuerda en las últimas dos décadas sentir algo parecido?
El Guggy de Bilbao es más escenografía que emoción, es cosmética sentimentaloide a gran escala. Piensen ejemplos

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin