jueves, 20 de diciembre de 2007

Pierre Koenig CSH nº22: El impacto de la escenografía y su realidad


“Pocas fotografías de la arquitectura del siglo XX son más icónicas que la imagen nocturna de la Case Study House nº22 de Pierre Koenig, situada en su emplazamiento de nido de águila muy por encima de las luces de Los Angeles. Sin embargo, ni la casa, ni la fotografía que la mostraba, eran tal como parecen. La casa estaba inacabada y llena de polvo de yeso; el mobiliario, incluso la cerámica del propio Koenig, se pidió prestado para la ocasión, y la vegetación que rodea la casa está compuesta por ramas cortadas sujetas con grapas o con las manos. La foto también está manipulada, con una exposición de 7 minutos para resaltar las luces de la ciudad y el disparo de un flash para captar a las dos jóvenes, una estudiante universitaria de la UCLA y una alumna de la Pasadera High School, que conversan en el interior; en realidad, las luces de la ciudad se divisan a través de su blancos trajes de noche. Pero la fotografía, que apareció por primera vez en la portada de la sección “Sunday Pictorial” de Los Angeles Examiner el 17 de julio de 1960, se convirtió en todo un símbolo. Como buena parte de la música pop, capta el espíritu de la época, el Zeitgeist: la ciudad de Los Angeles a principios de los Sesenta y la era Kennedy. Una década que, en Norteamérica, se inició con grandes esperanzas y concluyó en un caos considerable. Quizás sea éste el verdadero significado de la casa: un manifiesto perdurable de ilusiones y esperanzas…”

Con el breve relato de la verdad detrás de la fotografía escenográfica se inicia el libro de Neil Jackson: KOENIG, editado en 2007 por
Taschen. ¿Cuántas veces intentaron repetir la misma escena que alguna fotografía famosa de libro o revista y les resultó imposible? En pos del todopoderoso marketing las más distinguidas lentes profesionales han elaborado un arte para 'mejorar' el carácter del edificio, aunque distorsionen su realidad urbana. Nada mas consistente que la mejor idea bien construida firme y altiva por décadas. En el caso de la casa Stahl la 'mentira' sólo fue para adelantar los tiempos de obra y con la mira en una promoción general y social; observen la foto de la derecha, del después de sus mejores años y bien lejos de todo armado para verificar la exquisita ingravidez y transparencia de la poesía de la casa, ahora levemente modificada con una pasarela perimetral.

Editado por el arq. Martín Lisnovsky

2 comentarios:

Persépolis Sudaca dijo...

No imagino estar en ese estar de noche sin un vasito de Gin-Tonic! Ojo que a la derecha del fotógrafo está la pileta! Que hermosura!!

Edy dijo...

Casi 50 años entre las dos fotos y la misma magia!

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin