jueves, 1 de noviembre de 2007

Libros Recomendados: Tadao Ando, conversaciones con Michael Auping




Vuelva a enamorarse de la arquitectura. Despierte los sentidos. Basta ya de febriles preocupaciones por detalles de carpintería y tiempos que se hacen elásticamente tendientes al infinito. No se maree buscando imágenes en internet o en revistas. Ni lo intente. Cálmese un poco. Usted necesita palabras, pocas, justas, con carácter. Necesita que le transmitan la pasión por las pequeñas cosas que todos los días pasan delante de sus ojos y no las logra observar. Aquellas por las cuales se decidió a estudiar arquitectura. Aquellas que los grandes docentes le supieron transmitir. Necesita palabras que le hagan construir proyectos con lo que ya tiene incorporado, no con lo que le falta encontrar en las obras de los demás. Necesita creer en su trazo. Para eso, el mejor remedio es este libro. Tan sencillo y simple por fuera como por dentro. No hay fotografías, sólo algunos bocetos garabateados. El libro recopila varias entrevistas realizadas por Michael Auping a Tadao Ando, durante el proceso del proyecto del Modern Art Museum en Fort Worth, obra muy singular en la trayectoria del arquitecto y dispuesta a acompañar en el lote adyacente al Museo Kimbell de Louis Kahn, construido entre 1966 y 1972. Al no ser ni ejercer como arquitecto (MA), las preguntas se hacen desde un punto neutro y es Tadao quien las va acompañando a terrenos conceptuales donde la historia y la tradición comienzan a responderlas. Desde allí los temas variados se unen de la misma manera que las diferentes obras nunca dejan de ser propias del autor, ya que comparten los mismos principios. En sus respuestas, todo parece simple, pero como consecuencia de un largo período de reflexión. Entonces es con una gran convicción que las palabras se asientan y adquieren un peso enorme. Luego de leer el texto, uno está convencido que la arquitectura necesita tomar pocas decisiones, y aunque lejos esté de esa situación, se dispone a respirar en otros tiempos frente a la hoja en blanco. Este libro recupera mucho de lo que perdimos cuando nos hicimos dependientes de la tormenta de imágenes. Y nos enseña a valorar nuevamente el proceso de diseño, su espíritu y la manera con la que decidimos dar respuestas a los problemas. Vuelva a enamorarse de la arquitectura. No se lo pierda.

TADAO ANDO, Conversaciones con Michael Auping
Barcelona, 2003, Editorial Gustavo Gili
Original: 2002, The Board of Trustees, Fort Worth Art Association

www.themodern.org, página oficial del Modern Art Museum, Fort Worth
www.kimbellart.org, página oficial del Kimbell Art Museum, Fort Worth

Fragmentos seleccionados:
…MA: El cuadrado es una forma aparentemente menos manipulativa o gestual.

TA: Sí. Es una forma de equilibrio y, por tanto, más abierta en todas las direcciones. Aunque sea artificial, el cuadrado se relaciona con la apertura y el equilibrio de la naturaleza. Y otra cosa que me interesa es el espacio de corredor o columnata de Filippo Brunelleschi con una cubierta abovedada o una cúpula en el centro, insertada en un cuadrado y una forma en X que ayuda a definir las proporciones. Cuando te encuentras en un espacio como ése, enseguida te das cuenta que cierta geometría te puede hablar: a tu intelecto o a tus emociones. Eso es lo que queremos decir cuando hablamos de un espacio eterno o universal, el tipo de espacio que puede funcionar en épocas y culturas muy distintas….

…MA: La órbita lunar es elíptica, por tanto, la elipse también es una forma natural.

TA: Sí. Es un espacio que representa el movimiento direccional más específicamente que un círculo. Es un espacio de acción y debería sugerir pensamiento activo. Para el Museo de Fort Worth, he colocado una elipse a la entrada de las salas. Creía que, a medida que avanzas por el orden de la retícula cuadrada que provoca calma y equilibrio, estaría bien encontrarse con esta elipse que no se corresponde con la retícula…

…TA: Todo edificio necesita una cubierta, pero también veo la cubierta de este edificio como líneas horizontales. Esto es importante porque expresa una intención de integrarse con el paisaje y el lugar. Me gustaría no tener cubiertas, sólo salas y paredes bien proporcionadas para el arte. Pero claro, necesitamos una cubierta por razones prácticas. La cubierta es uno de los aspectos más complejos de un edificio, en especial en el caso de un museo. Es como un filtro especial. Por ejemplo, nos gustaría que la luz entrara en el espacio para dar vida a las salas y el arte que contienen. Muchos museos siguen controlando el flujo de luz natural y utilizando demasiada luz artificial. Yo intento evitarlo porque de ese modo se aleja la experiencia de lo natural. La luz natural es muy importante porque acerca la geometría del espacio a la naturaleza. Es importante mantener el equilibrio entre lo natural y lo artificial. Como usted sabe, demasiad luz natural es un problema, de modo que hemos proyectado un lienzo especial para suavizar y difuminar la luz. Además, la estructura básica de la cubierta es de hormigón, y es importante que la gente vea la integridad estructural del edificio, su fuerza. Como todo en arquitectura, es una cuestión de equilibrio entre separarse de la naturaleza e invitarla a entrar en el espacio. De nuevo, para mí el Panteón de Roma es un buen ejemplo también en ese aspecto. No solo tiene unas proporciones perfectas y universales –una esfera inscrita en un edificio cuadrado-, sino que la calidad de la luz que entra por el centro de la cubierta es eterna. Hay pocos espacios así en el mundo. Creo que la luz natural es el alma de un espacio. Como el aliento lo es para el cuerpo. Los seres humanos necesitan luz. Es extremadamente importante para nuestra existencia….

Las imágenes del Museo no se encuentran en el libro, fueron tomadas de Flickr y tienen derechos
Editado por el arq. Martín Lisnovsky

4 comentarios:

Victoria Jergues dijo...

Comparto la apreciacion de la belleza por el libro, es propio tambien, y es justo decirlo, de un maestro que habla como un maestro. No se lo pierdan!

Amadeus dijo...

CREO QUE PENSAR LA ARQUITECTURA DESDE ELEMENTOS SENCILLOS ES PARA ALGUIEN QUE HACE UN BOCETO Y DISPONE DE 287 PERSONAS QUE SE ENCARGAN DE TRANSFORMARLO EN UN EDIFICIO. NO DIGO QUE NO SE LO GANO, PERO DOY FE QUE LA ARQUITECTURA, EL PROYECTO Y LA OBRA, SON UN VERDADERO KILOMBO.

Mr. Sheinerpunem dijo...

Creo interesante comparar lo que para estos arquitectos son los datos técnicos, a diferencia de alguien como Foster. "EL hormigón maleable pero no tanto, con personalidad, un mármol moderno..."...hablan de las características artesanales del material no de su eslabón en la cadena de montaje. Un LIBRAZOOO

Robert Caldas dijo...

(Sin caer en excesos)

Dios... Tadao Ando es un maestro. De eso no queda duda. Arquitecto Martín, tengo entendido que Ando tiene algunas obras en estos últimos años, y su blog se presta para un deguste de imágenes, a veces planos, y una crítica exquisita. Me gustaría que pudiera hecharle un ojo y una mano a algunas de las obras de este maestro. Sin duda, uno de mis favoritos. Junto con Piano.

Un Saludo. Muy buen blog. ;)

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin