jueves, 9 de agosto de 2007

El espacio moderno según Jencks




Mucha Forma y poco Espacio!, claman los mails. Bueno, muy bien, entonces les dejo un escrito tomado del famoso libro pilar del Posmodernismo donde nuestro amigo Charles da su propia interpretación de los tipos de espacio en el movimiento moderno y, por supuesto, suma su visión de una obra de él maestro como conceptualmente conciente de las ideas "posmodernas" que nos enriquecen en alma y espíritu.

El Espacio posmoderno [extracto]
La arquitectura moderna a menudo ha tomado como materia principal la articulación del espacio, es decir, que ha considerado el espacio abstracto como él contenido de la forma. Los orígenes de esto están en el siglo XIX en Alemania, cuando espacio, Raum, y vacío, tenían una especie de prioridad metafísica: no sólo era el espacio la esencia de la arquitectura, su última sustancia, sino que cada cultura expresaba su voluntad y existencia a través de este medio. Los “conceptos de espacio” de Siegfried Giedion son la culminación de esta tradición, al igual que la Bauhaus, el Pabellón de Barcelona y la villa Savoie, que ilustran las ideas de Giedion de transparencia y percepción del “espacio-tiempo”. Otra tradición de espacio moderno, quizás más fuerte, viene a través del marco “racional” de Chicago y de su desarrollo por Le Corbusier en el bloque dominó. Aquí el espacio se ve como isótropo, homogéneo en todas direcciones, aunque estratificado según una trama perpendicular al plano frontal y al suelo. La última revolución de este espacio “almacén” está en los vastos recintos cerrados de Mies y sus seguidores. Además de ser isótropo, este espacio puede caracterizarse como abstracto, limitado por lindes o bordes, y racional o lógicamente se puede ir de la parte al todo o del todo a la parte.
En oposición a esto, el espacio posmoderno es históricamente específico, enraizado en las convenciones, ilimitado o ambiguo en su zonificación e “irracional” o transformacional en lo que se refiere a su relación entre las partes y el todo. Los límites a menudo no quedan claros y el espacio se extiende infinitamente sin borde aparente. Al igual que los otros aspectos del Posmoderno, el espacio es evolutivo y no revolucionario, por lo que contiene cualidades modernas, especialmente la “estratificación” y la composición compacta” desarrolladas por Le Corbusier. Su casa La Roche, de 1923, desarrolla varios de estos temas claves posmodernos: la iluminación indirecta, las perforaciones, el espacio pantalla y la insinuación de extensión infinita obtenida por medio de planos superpuestos. A estos motivos formales Ventura agregó el espacio sesgado o distorsionado, creado con ángulos agudos que exageran la perspectiva. Tanto él como Eisenmann incrementaron la complejidad de la composición compacta de Le Corbusier…”

El lenguaje de la Arquitectura Posmoderna
Charles Jencks, 1977
Traducción de la edición de GG , Barcelona, 1984
Imagenes tomadas de la Web de la maison La Roche, citada en el texto
Editado por el arq. Martín Lisnovsky

1 comentario:

Mr Bean 2 dijo...

Esto prueba que cualquier tipo inteligente y formada puede defender cualquier boludez con consistencia. Igual tiene razón, los maestros se cerraron bastante en la primera parte.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin